Etiqueta: plan de pensiones

Inversión y finanzas, Negocios y emprendimiento

¿Se puede ahorrar 150.000 € para tu jubilación con un sueldo normal?… SÍ

23/11/2014
Imagen libre de derechos (CC)

Sí se puede. Y sin realizar un esfuerzo titánico. La clave para llegar a acumular ese capital está en empezar cuanto antes, apostando por la renta variable durante los primeros años de ahorro, e incrementando la aportación a lo largo de la vida laboral.

De acuerdo con la simulación elaborada por Francisco Marín, presidente de EFPA (asociación europea de planificación financiera), para alcanzar un ahorro de esa magnitud habría empezar a ahorrar con 35 años, o incluso antes. Un trabajador de esa edad, debería comenzar a aportar 150 euros al mes, y seleccionar un plan en el que haya un fuerte componente de renta variable o bolsa.

Para evitar que las aportaciones estén condicionadas por los vaivenes del mercado, los expertos recomiendan ir poniendo dinero en el plan periódicamente (una vez al mes o, como mucho, una vez al trimestre), así,  el ahorro no está condicionado por una bolsa demasiado cara. Si las aportaciones son periódicas, se irá acumulando el patrimonio tanto en los momentos buenos, como en los malos.

A medida que ese trabajador vaya teniendo menos cargas familiares, debería ir incrementando la aportación mensual. Así, en la simulación realizada por Marín, esta persona, con 45 años, dos hijos y un sueldo mayor que cuando tenía 35 años, debería aportar 250 euros al plan de pensiones.

En la última etapa de la vida laboral, en la que posiblemente la persona no tendrá hipoteca ni hijos a su cargo, debería ser en la que se haga el mayor esfuerzo de ahorro. En el supuesto planteado, el trabajador contribuiría a partir de los 60 años (con un sueldo mayor que antes), con unos 350 euros al mes.

Manteniendo estas premisas, en el momento de la jubilación (a los 67 años) podría haber acumulado una cantidad de 144.000 euros, tomando como referencia una rentabilidad media anual del 3%, descontando gastos y comisiones. En caso de que optara por rescatar su plan de pensiones por medio de una renta vitalicia, el trabajador tendría derecho a cobrar una renta mensual de 795 euros, suponiendo que llegara a los 87 años.

Si las previsiones se cumplen, las pensiones públicas sufrirán una importante reducción durante las próximas décadas (por el alargamiento de la esperanza de vida y la baja tasa de natalidad de España), esos casi 800 euros serían un buen complemento para la pensión pública. Según los cálculos del simulador de pensiones del Instituto BBVA de Pensiones,  la pensión a la que tendría derecho ese trabajador representaría menos del 60% del sueldo que tendría justo antes de jubilarse.

Una de las ventajas de empezar a ahorrar pronto (algunos especialistas creen que las primeras aportaciones deberían coincidir con el acceso al mercado laboral) es que en los primeros años (entre los 10 y 20 primeros) se pueden elegir productos volcados en renta variable. Así, una mala evolución de la Bolsa durante varios ejercicios sería asumible, y el partícipe podría beneficiarse de la tendencia alcista que siempre se ha cumplido en el largo plazo.

En la simulación elaborada por Francisco Marín, el partícipe empezaría aportando dinero a un plan de pensiones muy volcado en renta variable (un 80% del total de la inversión), evolucionaría hacia un producto mixto (renta fija-renta variable) y finalizaría su vida laboral con un plan de pensiones que estuviera concentrado en renta fija, para garantizarse que al vencimiento no perdiera parte del capital acumulado.

Si en esta simulación se incluyeran rentabilidades superiores al 3% para la fase agresiva y moderada (que suponen 25 años), el capital acumulado superaría con creces los 150.000 euros. En los planes de pensiones indivuduales, la media de rentabilidad en los últimos 20 años ha sido del 4,39%, según datos de Inverco.

En las simulaciones elaboradas por la EFPA también se aprecia la dificultad de ahorrar si se empieza muy tarde. El trabajador de 60 años que aporta 350 euros al mes hasta los 67 tan solo dispondría de un patrimonio en su plan de pensiones de 32.666 euros.

El principal problema es que los jóvenes son muy reacios a la hora de plantearse contratar un plan de pensiones debido a la iliquidez del producto: tan solo podía recuperarse el dinero aportado en el momento de la jubilación. Sin embargo, ahora se puede rescatar un plan de pensiones cuando hay enfermedad grave, invalidez, desempleo, riesgo de embargo de la vivienda habitual, y ahora como novedad, el Gobierno va a introducir la posibilidad de rescatar un plan de pensiones las aportaciones mantenidadas durante 10 años.

Fuentes consultadas: EFPA, cincodias.com

Inversión y finanzas

Razones para contratar un plan de pensiones

28/09/2014
abuelo
Imagen libre de derechos (CC)

¿Está pensando en contratar un plan de pensiones? Aquí le detallamos los pasos a seguir para dar con un producto adecuado para su perfil, así como algunos de los planes recomendados por los expertos.

Se acerca la recta final del año y muchos ahorradores en cuando empiezan a pensar en contratar un plan de pensiones que garantice una jubilación digna. Sin embargo, el primer consejo que nos da Juan Luis Sevilla, director de asesoramiento patrimonial de Profim EAFI es, precisamente, no pensar en firmar estos productos sólo a final de año: «pues son un patrimonio que hay que atender, exactamente igual que cualquier parte del patrimonio, durante todo el año».

Lo segundo que hay que vigilar para atinar con un producto adecuado a nuestro perfil es «buscar una buena diversificación acorde con el riesgo que podemos asumir y con nuestra expectativa de rentabilidad», dice Sevilla. Para ello, Sonsoles Santamaría, directora general de la dirección de Negocio de Tressis SV, aconseja «contar con la recomendación de un asesor cualificado e independiente, que nos ayude a seleccionar aquel que mejor se adecue a nuestro perfil de riesgo, nuestra edad y nuestras circunstancias particulares».

Pero, ¿cuánto riesgo podemos asumir? El riesgo que podemos tolerar de estos productos debe ir en función de nuestro patrimonio y también acorde con otras inversiones que tengamos, como las carteras de fondos. De hecho, nuestro perfil de riesgo puede variar con los años y, por eso, es aconsejable contratar productos flexibles.

¿Cuándo hay que contratar un plan de pensiones? Según Santiago Satrústegui, presidente de Abante Asesores. «cualquier persona informada debería tener un plan de pensiones para asegurarse su independencia

económica futura». Lo ideal sería iniciar el ahorro para la jubilación, si es posible, con el primer empleo pues, cuanto más joven, más riesgo se puede asumir. Y por el contrario, cuanto más cerca de la jubilación, menos riesgo se aconseja asumir al contratar un plan de pensiones. Para las franjas de edad más cercanas al retiro, existen productos conservadores, como los planes de previsión asegurados o PPA, o los planes de renta fija. No obstante, Sonsoles Santamaría hace hincapié en que «deberemos ir ajustando nuestra inversión. No nos acomodemos en las primeras inversiones que realicemos. Seamos exigentes con el comportamiento de nuestro plan, al igual que lo somos con el resto de nuestras inversiones financieras.»

¿Por qué contratar un plan de pensiones? para garantizarnos una jubilación digna y, a más corto plazo, «porque suponen una alternativa de capitalización periódica de una parte de nuestro ahorro pensando en el futuro y las aportaciones se deducen de la base imponible, teniendo así un aliciente fiscal como vehículo de inversión», indica Santamaría.

Además, con la nueva reforma fiscal aprobada este año, hay que tener en cuenta que se puede rescatar el dinero invertido en planes de pensiones a los 10 años. Hasta ahora solo podían recuperarse los fondos por enfermedad grave o paro de larga duración. El dinero recuperado tributará como rendimiento del trabajo en la declaración de renta, como ocurre ahora con la realización de los planes de pensiones en la jubilación.

Además, el Ministerio de Economía rebajó las comisiones de los gestores desde el 2,5% al 1,75%. Con esta medida se prevé beneficiar a 4,5 millones de partícipes con un ahorro de 121 millones de euros anuales.

Por último, recuerde que su gestora tiene la obligación de precisarle todas las inversiones de su fondo de pensiones al cierre de cada ejercicio, así como de informarle de la rentabilidad generada por el fondo en los últimos 20 años.

Una vez enmarcados tengamos hecho nuestro ‘retrato robot’ del ahorrador de planes de pensiones, podemos elegir una variedad ingente de productos que respondan a nuestro perfil. Desde Profim EAFI nos sugieren algunos:

Perfil conservador: Un producto para perfiles más conservadores podría ser el Renta 4 Dédalo. Productos mixtos de Banca March pueden funcionar muy bien, como el March Pensión 80/20, que puede ser una buena opción para un inversor que quiera estar, en parte, expuesto a los riesgos de la renta variable.

Perfil moderado:Vemos planes muy flexibles en Mutua Madrileña, como el Fondo Mutua, que puede variar su porcentaje de renta variable entre el 0% y el 70%, adaptándose mejor a los mercados volátiles.

Perfil arriesgado:Para inversores más agresivos, Axa ofrece planes de renta variable europea, y Renta 4 ofrecer de bolsa española -Renta 4 Bolsa Española-, o el Aviva Espabolsa. Estos productos tienen distinto riesgo.

Fuente: estrategiasdeinversion.com