La verdadera utilizad de esta calculadora de consumo eléctrico se ve modificando los artículos de forma que puedas apreciar el ahorro que supondría, por ejemplo, el cambiar tus bombillas incandescentes por bombillas LED, o lavar con agua fría en vez de con agua caliente con la lavadora. A modo de ejemplo, hemos puesto el consumo en standby de un televisor, que no es el único electrodoméstico que hace uso del standby, pero que si es representativo de estos, el simple hecho de apagar los televisores a mano y otros electrodomésticos nos supondría un ahorro por año de 30€ aproximadamente.

Hay muchas consultorías que, con una herramienta similar a ésta, estudian el consumo de sus clientes y proponen ideas de ahorro. Además del consumo eléctrico, estudian si consumen energía reactiva, calculan si la potencia contratada es la idónea, ven con que proveedor de suministro eléctrico puede ir mejor atendiendo al consumo y a la potencia contratada, etc.

Sirva esto como idea de negocio.