Archivo de la categoría: Internet para las empresas

SEO, Social Media y más

Las 7 claves para tener una tienda online que venda

Imagen libre de derechos (CC)

El comercio a través de internet se ha convertido en una apuesta razonable para muchos negocios si se conocen bien ciertos aspectos. El negocio online sigue creciendo de forma progresiva desde que comenzó, hasta un 180% anual de media ha sido el crecimiento desde el comienzo de la crisis.

Si bien podemos decir que su evolución es favorable y puede ser una buena inversión tener una tienda online, hay que decir que no siempre es fácil y que no todo es internet. Debemos tener un planteamiento más amplio y contar con un presupuesto viable para el desarrollo web y el marketing online de forma que tu estrategia se corresponda con tus objetivos y así poder tener éxito.

Las claves

  1. El producto. Es el factor estrella, si no tienes un producto de calidad es complicado que se abra paso en el mercado, también debes conocer bien sus características para poder comunicar su atractivo y poder venderlo. Es conveniente elaborar un estudio de mercado tan offline como online para conocer la competencia y si se vende bien.
  2. El precio. Debe ser un precio de mercado. De nada sirve hinchar precios para conseguir más margen, ya que en internet convives con tu competencia. Además, el cliente está totalmente enseñado a buscar y comparar precio. Por otro lado, vender muy barato puede hacer que no consigas obtener una rentabilidad mínima.
  3. Servicio de venta. Es un aspecto muy importante a la hora de fidelizar al cliente. A parte de buenos contenidos y todo tipo de información es importante contar con correo y algún teléfono de contacto para solventar posibles dudas a la hora de cerrar alguna compra. En nuestro sitio web también debemos incluir todo tipo de detalles del proceso de compra para mantener informado al cliente de los trámites que se dan en el proceso de envío.
  4. Buena plataforma. El formato de nuestra tienda online es tan esencial o más que otros factores ya que muchas veces será el elemento decisivo para hacer que un comprador se quede, la accesibilidad e indexación de los productos juegan un papel decisivo. Muchas plataformas como Magento, Prestashop y WordPress ofrecen la posibilidad de crear una tienda online con un acabado profesional y práctico.
  5. Buen diseño y usabilidad. La estética de nuestro sitio web es también importante, ya que será la encargada de realzar ciertos productos y darle personalidad a la marca. Debemos evitar que la estética perjudique la usabilidad y la practicidad de la web debe ser siempre algo constante. De nada nos sirve un buen diseño si no podemos encontrar un producto. Estos dos factores serán definitivos en nuestro volumen de compras y por tanto habrá más conversión.
  6. Contenido original. ‘El contenido es el rey’ esa es la frase que prima en el marketing online. Es importante generar información de forma que se facilite la decisión de compra al cliente. Deben evitarse contenidos duplicados en de otros sitios webs ya que puede perjudicar el posicionamiento de la web y considerarse como spam. Además está perfectamente penalizado por Google y hará que tu página no posicione. Cuando escribes debes tener en cuenta que lo haces para enamorar al usuario, pero también al buscador.
  7. Tráfico de calidad. Hablar de esta clave es hablar de SEO y SEM, estar en internet no es gratis y muchas veces lo ideal es tener una estrategia basada en estos dos conceptos. El desarrollo de ambos conceptos no es gratuito. Tener un negocio online implica tener claras ciertas reglas:
    – Nadie te encuentra, si tu web no aparece en los resultados de la primera página de Google.
    – Google no contará con tu web, si nadie hace referencia a ella.
    – Google no considerará tu web, si no está optimizada para su buscador.
    – Nadie te busca, si no te conoce.
    – Nadie compra en tu web, si no es amigable para el usuario.

Una vez conocidas estas claves, sin dejarse ninguna atrás, las oportunidades de negocio en internet se vuelven una opción más que válida. Estudiar los puntos débiles para reforzarlos puede ser la garantía para que nuestro comercio ‘online’ funcione y comencemos a sacar beneficios de la red.

Ley de Pareto en el ecommerce: el 20% de los productos generarán el 80% de las ventas. Se trata de encontrar productos con gran demanda, con búsquedas notables. Por ejemplo, si tienes una tienda física de pinturas, vender “papel pintado” en tu tienda no te reportará muchos beneficios, pero venderlo en internet si que puede, porque las palabras “papel pintado” en el buscador tiene muy pocos resultados (33.100 al mes) y puede ser rentable hacer SEM a un precio muy bajo con una conversión a ventas altas. Es lo que se conoce como ‘longtail’:  pocos productos que producen muchas ventas.

Es necesario invertir. El fracaso de los comercios online en España es de hasta un 80%, cifra alarmante, y tiene mucho que ver con malas decisiones  de inversión y por no tener un plan de negocio bien establecido.

Fuente: elmundo.es

Consideraciones para elegir una solución cloud (en la nube)

Imagen libre de derechos (CC)

En 2012 el uso del cloud computing creció un 25% mientras disminuían las ventas de ERP o programas de gestión instalables en PCs. Una evolución lógica teniendo en cuenta que las soluciones en la nube son mas económicas y mas sencillas de implantar en la empresa (no hay que invertir en hardware ni en mantenimiento).

No todas las soluciones en la nube son iguales y hay que escoger la que mejor se adapte a tu negocio. La consultora IDC considera seis factores claves para escoger:

– Que sea abierta.
Que permita acceder a los desarrolladores mediante la publicación de un API para que se pueda ampliar la funcionalidad y adaptarla mas al negocio.

– Simple.
Que sea sencilla de usar y de personalizar, por ejemplo para diseñar formularios e informes.

– Flexible.
Que se pueda integrar con otros servicios cloud, como DropBox o Google Drive.

– Adaptable.
Que tenga una funcionalidad similar a las existentes de escritorio como aplicaciones de contabilidad o facturación.

– Migrable.
Lo normal es que ya se tenga una herramienta de escritorio tradicional. Hay que escoger la solución cloud que permita migrar los datos actuales de contabilidad y facturación.

– Movilidad.
Que se pueda acceder desde cualquier lugar y dispositivo, ya que esto es una de las principales ventajas del cloud computing.

Fuentes consultadas: IDC

Cinco motivos para tener un blog en su empresa

Imagen libre de derechos (CC)

De Wikipedia: “Un blog, o bitácora en español, es un sitio web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos o artículos de uno o varios autores, apareciendo primero el más reciente, donde el autor conserva siempre la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente…”

Hay muchas formas de crear un blog. Los plataformas mas populares para la creación de un blog son WordPress y Blogger (de Google) siendo las mas popular WordPress ya que cuenta con muchas ventajas frente a otros CMS, como por ejemplo tener la mayor comunidad de desarrolladores que hacen complementos (plugins) para la versión que se instala en nuestro hosting: hay soluciones para todo de una forma gratuita o asequible, sin tener que hacer en muchos casos desarrollos a medida, lo que supone, por tanto, un desarrollo infinitamente más rápido y económico que si se tuvieran que programar desde cero.

Usos y posibilidades de un blog en la empresa:

  1. Blog de empresa, en el que poder poner contenido del sector, actualidad, noticias, ideas, posibilidades de estrategias de contenido, posicionamiento en buscadores, etc.
  2. Web de la pyme. Además del blog corporativo, con ciertos conocimientos se puede crar una web corporativa.
  3. Mucho más allá de una web básica. Con la debida selección de complementos o uso de plantillas con programaciones específicas, podemos crear web para pymes con necesidades específicas. Por ejemplo, inmobiliarias, que requieren campos específicos para poner la ubicación, calidades y precios de las viviendas listadas, wiki para información colaborativa, listar ofertas de trabajo y recoger información de los candidatos, sitios de comercio electrónico, sitios de votaciones diversos, web con contenido multimedia, tiendas online, landing pages para campañas concretas, etc.
  4. Creación de un espacio que contenga información interesante localizada por Internet. Cada día surgen decenas de buenos contenidos que quizá no sirven para esos momentos, pero sí para más adelante. Poniéndolo en nuestro sitio creado para ello, y después debidamente clasificado con el sistema de etiquetas y categorías, será muy fácil encontrar más adelante la información.
  5. Mejora de la comunicación interna de la empresa. Por ejemplo, existe una plantilla para WordPress llamada “P2”, que permite crear una especie de Twitter en una instalación, y conseguir así un sitio de mensajes corporativos. WordPress, con plugins o temas que dotan de ciertas funcionalidades, puede servir como sitio para alojar documentos de la empresa, conocimiento común, información interna, formularios para facilitar el contacto, etc.

Fuentes consultadas: contunegocio.es

¿Necesita su empresa estar en las redes sociales?

Imagen libre de derechos (CC)

Primero fue el propio internet y desde hace ya varios años las redes sociales se ha convertido en la panacea del marketing y los negocios. No faltan quienes aseguran que hay que estar sí o sí en redes sociales como antes era imprescindible tener una página web de nuestro negocio. Sin embargo, antes de dar el paso e incluso si ya tenemos presencia en redes sociales, conviene preguntarnos si realmente debemos tener presencia en redes sociales y qué puede aportar esta a nuestro negocio.

Uno de los argumentos más utilizados en favor de las redes sociales es que son gratis y no hacen falta grandes conocimientos técnicos para crear un perfil en Facebook, Twitter o LinkedIn, por poner tres ejemplos. El problema es que esta afirmación es en realidad una verdad a medias. Es cierto que no debemos pagar por tener presencia en casi ninguna red, pero esto no implica que no tenga ningún coste para la empresa. De hecho, en el mundo empresarial tiempo es dinero y habrá que invertir una ingente cantidad de él y de otros recursos para sacar partido a las redes sociales.

Existen fórmulas para automatizar la presencia online que reducirían sustancialmente los esfuerzos a invertir en redes sociales, pero estas no suelen dar muy buenos resultados. Las redes sociales están para conservar y la mayoría de usuarios huye de los llamados perfiles robot que no destilan personalidad.

Ahora que ya sabemos que tener presencia en redes sociales no es gratis, seguro que muchos empiezan a plantearse más en serio su presencia en las mismas. En este punto hay que rescatar la segunda pregunta que hacíamos al principio del artículo: ¿Qué pueden aportarme las redes sociales? y también ¿Cuál es el objetivo de nuestra presencia como marca en las redes sociales? Si no somos capaces de dar una respuesta satisfactoria a ambas preguntas quizás deberíamos replantearnos seriamente la necesidad de acudir a las redes sociales. A fin de cuentas no hemos de ver la inversión en marketing online y redes sociales como algo diferente a la apertura de un nuevo local o la contratación de un espacio publicitario, por poner un ejemplo. Si queremos hacerlo bien habrá que asignarle un presupuesto y por lo tanto establecer unos objetivos.

Esto no quiere decir que debamos desistir complemente de tener presencia online, sólo debería ayudarnos a reflexionar al respecto antes de lanzarnos a la aventura. Una alternativa si todavía seguimos con el gusanillo social es abrir un perfil de prueba y comenzar a utilizar las redes sociales a pequeña escala. Para ello lo primero será seleccionar el medio más adecuado en función de los objetivos que nos marquemos. Las posibilidades de comunicación y promoción que ofrecen las redes sociales son enormes, pero cada una tiene sus particularidades y peculiaridades.

Estas son algunas historias de éxito relacionadas con cada red para hacernos una idea de su potencial:

  • Geolocalización vía Twitter: cada vez es más habitual que los negocios de venta ambulante utilicen Twitter como medio de promoción para anunciar su posición. Es una forma de poner en valor el negocio y aumentar las ventas, como explican desde Gastroeconomy, donde además ofrecen diez ejemplos concretos en Nueva York.
  • Facebook para hacer comunidad en torno a la marca: en realidad esto es lo que tratan de conseguir todas las marcas, pero hay algunas que lo hacen mejor que otras. Este es el caso “El Rancho”, este asador argentino que ha sido capaz de crear una legión de fieles seguidores primero en Twitter y después en Facebook y cuyo ejemplo relata Juan Merodio en su libro Marketing en Redes Sociales que puede descargarse gratuitamente aquí.
  • Atención al cliente en Twitter: tanto Twitter como Facebook pueden servir a este fin, aunque quizás por su inmediatez la red de microbloging sea la más apta para utilizarla como un canal de respuesta rápida para los cientes.
  • Escaparate virtual en Facebook y YouTube: para las marcas de moda y decoración Facebook y Youtube pueden ser una vía para mostrar sus novedades y al mismo tiempo recabar información acerca de lo que los usuarios están demandando. Este es el caso de Boutique Baccana que a través de ambas redes su gerente muestra cada semana las novedades de la tienda y las tendencias en el mundo de la moda.
  • Contactos a través de LinkedIn: este es precisamente el leit motiv de esta red, que puede servir como punto de encuentro con profesionales del sector y posibles socios. No se trata en este caso de llegar al público general, sino a perfiles muy concretos que nos interesan como clientes o como socios. Ésta red está pensada para contactar con profesionales.

Estos son sólo cinco ejemplos sobre como las redes sociales pueden ayudar a la empresa, pero hay muchos más. La decisión final sobre invertir o no en ellas dependerá del tipo de negocio y de los objetivos concretos de la empresa.

Fuente: financialred.com

El Cloud Computing u oficina virtual, ahorro real para la pequeña empresa.

En esa constante revolución de nuestras vidas que se llama Internet, hace unos pocos años se produjo un nuevo hito que ha contribuido a hacer más llevadero el trabajo de miles de empresarios y autónomos. Es la oficina en la nube o ‘cloud computing’. O lo que es lo mismo, la posibilidad de acceder a nuestras herramientas diarias de trabajo desde cualquier lugar. Sólo es necesario un dispositivo informático, ya sea un ordenador, un smartphone o un ipad. Las ventajas que presenta este modelo de prestación de servicios y tecnología están convenciendo a cada vez a más empresas, que rompen con el miedo a colocar su negocio en un lugar inmaterial. Entre las ventajas del ‘cloud computing’ está el ahorro y la elasticidad de costes para las empresas.

Ventajas del ‘cloud computing’:– almacenamiento de archivos en una oficina virtual

– chatear con otra gente en tiempo real

– comunicarse con correo electrónico

– crear grupos de trabajo para compartir los documentos en la nube

– realizar videoconferencias

– compartir un calendario de tareas o actividades pendientes

– la parte informática de una empresa se consume como un servicio y no necesita mantener un departamento informático propio

– el ‘cloud’  se adapta a la necesidad de cada empresa

– se puede acceder a los sistemas de la empresa desde cualquier parte y con cualquier dispositivo

– Funciona todo igual que si tuviéramos la estructura de manera local

– Tener las aplicaciones en la nube es más seguro y más económico. Más cómodo y accesible.

– Ya da igual que uno o varios ordenadores de la empresa se estropean. Todo está en la nube

Existen varias modalidades de tarificación de estos servicios. Algunas empresas establecen un precio fijo (que se mueve por lo general entre los 25 y 35 euros mensuales) por punto de trabajo en la nube, según el número de puestos con los que habitualmente trabaja. Pero lo habitual es pagar por lo que se consume, sin costes adicionales.

También existen opciones y programas que salen totalmente gratuitos.